Perfumería

Issey Miyake celebra el 30 aniversario de L’Eau d’Issey

IM   BRAND CELEBRATION   ELISA VALENZUELA   ARTWORK 11
La artista Elisa Valenzuela plantea una mirada muy personal sobre los objetos con Les Eaux de Matière, con motivo del 30 aniversario de L'Eau d'Issey. FOTO: Issey Miyake

Issey Miyake lanza en 1992 L’Eau d’Issey, una creación acuática y poética. "Había puesto patas arriba el mundo de las fragancias, yendo en contra de toda noción preconcebida. L’Eau d’Issey es toda una oda a una naturaleza viva, vibrante, que invita a redescubrir la esencia de la vida misma", explican desde la firma que celebra este año el 30 aniversario de L'Eau d'Issey.


Ese año, Issey Miyake plantea su idea a uno de los grandes talentos de su generación, el perfumista Jacques Cavallier. El concepto es tan sencillo como innovador: la expresión olfativa de una gota de agua sobre la piel de una mujer. En respuesta, y por primera vez en la historia de la perfumería femenina, Cavallier imagina una fragancia con una profusión de calone, molécula que encarna el agua en todas sus facetas: el frescor, cómo no, una sensación ondulante y de humedad, pero también el inimitable aroma del relente. Cual potente rocío, el calone humedece los pétalos de rosa, la flor por excelencia en Occidente, y el loto, su réplica oriental. Todo ello queda envuelto en un vapor de flores blancas y se perfila con toques verdes. Así, cada faceta de L’Eau d’Issey expresa a su modo un instante natural, no solo olfativamente, sino hasta transmitiendo la sensación misma de un pétalo, el tacto de una hoja y, naturalmente, la humedad del agua. Treinta años después, el manifiesto olfativo de la fragrancia, resulta más actual que nunca.

Para guardar el perfume, rompió de nuevo con la tradición, huyendo de los frascos recargados con efectos preciosistas que triunfaban entonces. Fiel a su visión de un lujo sencillo y humilde —esencial, por condensarlo en una palabra—, Issey Miyake imagina un frasco que evoca la emanación del agua, en un cristal esmerilado tan llamativo como elegante. La tapa plateada que lo prolonga está coronada por una esfera, en un poético homenaje a la imagen de la luna posada sobre la punta de la Torre Eiffel. Un frasco no del todo recto, trazado a mano, al más puro estilo wabi sabi japonés, donde la perfección nace de la imperfección. Un icono que ha sabido seducir a generaciones de mujeres, todas ellas distintas, con igual intensidad. Un monumento al diseño que, más que moderno, es intemporal.

Ahora que cumple 30 años, L’Eau d’Issey ha dejado de ser solo una fragancia: es la evocación de un conjunto de proyectos artísticos e innovaciones que la casa Miyake ha ido engarzando a lo largo de los años. Frascos decorados por los más grandes artistas de cada generación, una fragancia reinterpretada por una serie de talentosos perfumistas, tanto para mujer como para hombre, e incluso una innovación técnica patentada: IGO, que disimula un frasco dentro del frasco —concretamente en la tapa— para hacer de ella una fragancia decididamente nómada.

Para celebrar este aniversario, hoy esta oda a la naturaleza adquiere una nueva dimensión con Les Eaux de Matière, nuevas creaciones fieles al espíritu original de L’Eau d’Issey que brindan nuevas emociones naturalistas: el agua va al encuentro de una flor —la magnolia— o de una madera —el cedro— para que la historia eterna de esta naturaleza sublimada encuentre un nuevo eco.

L’Eau d’Issey y los artistas: la historia continúa

El secreto de la eterna juventud de L’Eau d’Issey radica en una partitura olfativa esencial e intemporal y en su increíble capacidad para reinventarse a través de la mirada única de los artistas con los que colabora la Casa.

Para celebrar esta nueva década de historia como se merece, Issey Miyake confió en dos artistas cuya singular obra ha logrado reinventar el universo de L’Eau d’Issey: Elisa Valenzuela, una artista francesa de estética pura y poética, y Luiz Zerbini, artista brasileño con una obra extrovertida que celebra la naturaleza en su faceta más vibrante, deslumbrante y poderosa. Dos artistas y dos universos que nos brindan nuevas miradas muy personales sobre Eau d’Issey para recordarnos una vez más hasta qué punto esta fragancia es universal.

Elisa Valenzuela plantea una mirada muy personal sobre los objetos. Gracias a su doble formación en diseño de productos y en artes gráficas, la artista crea una obra singular que combina técnicas como el collage, el stop motion y la animación desde una perspectiva siempre acertada. Su propuesta para el treinta aniversario de L’Eau d’Issey es una obra en vídeo que presenta los valores esenciales de la fragancia: la naturaleza, la pureza, la fusión, la intemporalidad… Pero también imágenes y poemas que, a modo de inciso, muestran su interpretación de L’Eau d’Issey. Valenzuela combina tonos monocromáticos y recortes gráficos para que el conjunto cobre vida con el movimiento, en gif y en vídeo. Su obra, titulada The Essence of Things, desvela con suma sutileza cada faceta de la aparente sencillez de L’Eau d’Issey.

La alegre y llamativa propuesta de Luiz Zerbini captura toda la energía vegetal de L’Eau d’Issey a través de una serie de nueve monotipos, estampas únicas creadas con hojas, flores y ramas prensadas en papel con tintas de alta pigmentación. El artista brasileño, famoso por su universo colorido, dinámico y sumamente vibrante, ofrece una interpretación única de L’Eau d’Issey, donde lo vegetal, rodeado del elemento agua, se revela prolífico y cautivador.

Hoy, la casa Issey Miyake sigue atreviéndose a dejar total libertad a artistas con un universo muy personal. Al transmitir estos valores esenciales, L’Eau d’Issey es una fuente de inspiración inalienable que todos pueden hacer suya sin que su identidad llegue nunca a alterarse. Es justamente esta postura y esta confianza que la Casa deposita en los artistas la que permite dar alas al mito lejos de los clichés, con audacia y sensibilidad. Son estos valiosos encuentros y colaboraciones los que permiten a L’Eau d’Issey reinventarse y sorprender cada vez más: acaba de cumplir tres décadas, pero su historia no ha hecho más que comenzar.

Más noticias

Revista Beautyprof

NÚMERO 132 // 2022
Acceso gratuito a la revista

Buscar en Beautyprof

Empresas destacadas