Cosmética

Sostenibilidad, “cosm-ethica” y cosmética molecular, pilares de la innovación para el sector cosmético

In cosmetics global 2022 32430

Tras 2020 y 2021, años en los que la feria In Cosmetics Global no pudo celebrarse presencialmente, debido a las razones sanitarias asociadas al COVID, el evento dedicado a los ingredientes para cosmética ha vuelto a reunir a los principales actores del sector, constatándose el dinamismo de este mercado.

Miles de visitantes pudieron descubrir, de la mano de más de 600 expositores, las principales tendencias en innovación cosmética que, según Ainia, se sostienen sobre los siguientes pilares:

La sostenibilidad de los productos y los procesos para la obtención de ingredientes, claves en el sector cosmético

La sostenibilidad de los productos y procesos para la obtención de ingredientes cosméticos es un mensaje muy repetido por muchas empresas, cuyos mensajes van alineados a las demandas de los consumidores. Palabras clave como “100% natural”, “biodegradable”, “redefinir lo natural”, “natural products” fueron mensajes fuerza en numerosos stands de las principales marcas. Por este motivo, explorar la biodiversidad es, en muchos casos, la base de ingredientes novedosos que buscan aprovechar los recursos que la naturaleza ofrece para, tras investigar en su composición, extracción, acondicionamiento y funcionalidad, desarrollar nuevos productos de interés.

Junto con el concepto de origen natural, mensajes unidos a la sostenibilidad como reducción de consumo de agua, empleo de disolventes limpios y uso eficiente de los recursos completan el enfoque. Asimismo, la utilización de los subproductos para convertirlos en productos de valor (“up cycling”) protagoniza varios de los productos presentados en una zona importante de la feria dedicada a productos innovadores sostenibles, llamada “sustainability corner”.

“Cosm-ethic” o “cosm-ethica” , nuevo concepto de cosmética sostenible

Los conceptos sostenibles han de acompañarse de conceptos de comercio justo y colaboración ética con las zonas de producción local, origen de muchos de los recursos naturales con los que se elaboran estos productos. El término “Cosm-ethic” o “cosm-ethica” apareció en las presentaciones de muchos ingredientes reflejando de manera muy concreta este concepto, que determinados productores quieren mostrar y que conlleva lemas como “trato igualitario”, “formación”, “condiciones justas de trabajo”, etc.

Microencapsulación, extracción supercrítica y producción de biomoléculas funcionales

Para lograr este enfoque natural, en productos de funcionalidad avanzada, la innovación se apoya en tecnologías como la microencapsulación, los procesos de extracción limpia y selectiva, como es el caso de la extracción supercrítica, o el desarrollo de procesos fermentativos para la producción de biomoléculas funcionales de manera direccionada.

1.Tecnologías de microencapsulación para una cosmética natural

La microencapsulación, además de aportar estabilidad a los compuestos funcionales, persigue controlar la liberación de los mismos para modular de manera selectiva la intensidad y duración de su efecto. El empleo de materiales de recubrimiento biodegradables y limpios, frente a soluciones anteriores basadas en disolventes orgánicos o productos no naturales, es cada vez más una exigencia de las empresas. Algunos de los productos que se presentaron en la feria fueron:

Un retinol encapsulado en una cubierta polimérica de una sola capa, que se libera una vez que se frota en la piel, permaneciendo intacto y totalmente estable hasta ese momento, denominado CelluCap™ RL, de la empresa Tagra Biotechnologies LTD
Un tocoferol encapsulado en un novedoso sistema basado en nanoemulsiones (Sophar Tops) que mejora la penetración de los ingredientes funcionales en las capas más profundas de la piel, además de permitir el transporte de principios activos hidrosolubles y liposolubles, de la empresa alemana Polyneo GmbH.

2. La extracción con CO2 supercrítico, método de referencia para la obtención de aceites

Junto con los procesos de arrastre de vapor y prensado en frío, la extracción con CO2 supercrítico aparece como método de referencia en el caso de obtención de aceites sin uso de disolventes orgánicos como el hexano, y es especialmente empleada cuando no se quiere trabajar a altas temperaturas que degraden determinados compuestos volátiles de uso en perfumería, o cuando el contenido de aceite en la materia prima no es elevado y el prensado en frío no resulta por tanto competitivo.

3. Procesos fermentativos para la producción de biomoléculas funcionales

La biotecnología permite bien modular la producción de compuestos activos naturales mediante una fermentación dirigida, así como la obtención de microorganismos probióticos o la producción de compuestos activos en cultivos vegetales. Las tres líneas de acción son tendencia para obtener compuestos naturales de base tecnológica y sostenible.

4. “Cosmética molecular”: Eficacia demostrada científicamente

Es destacable también cómo cada vez las empresas de ingredientes quieren remarcar la base científica en la que se fundamentan las reivindicaciones del efecto biológico de sus activos “antiaging” “slimming” “barrier function” “protect skin microbiome” “emotional/antistress”. estas alegaciones se fundamentan en estudios, de ahí que el interés de resaltar el concepto de “científicamente demostrado”. Por ello, hemos podido ver el incremento por evidenciar que además de demostrar que funcionan saben por qué y cómo se hace, es decir el mecanismo de acción de los activos. así pues, entramos en la era de la “cosmética molecular” donde los activos modulan parámetros moleculares que mejorar por ejemplo la inflamación y, por tanto, tienen un efecto calmante, o mejoran la producción de colágeno y tienen un efecto antiedad.

Los estudios experimentales necesarios para evaluar los productos e ingredientes cosméticos deben realizarse dentro del marco legal europeo. El reglamento (ce) n° 1223/2009 del parlamento europeo y del consejo, del 30 de noviembre de 2009, referente a la evaluación de la seguridad y/o funcionalidad los ingredientes y productos cosméticos, indica que los experimentos con animales deben sustituirse por métodos alternativos. En base a la reglamentación anteriormente mencionada los estudios in vitro con cultivos de tipos celulares presentes en las distintas capas de la piel humana (queratinocitos, monocitos/macrófagos, melanocitos etc.) constituyen una buena alternativa para evaluar la funcionalidad y seguridad de los ingredientes y/o productos cosméticos antes de los estudios in vivo con humanos.

Más noticias

Revista Beautyprof

NÚMERO 131 // 2022
Acceso gratuito a la revista

Buscar en Beautyprof

Empresas destacadas